jueves, 3 de septiembre de 2009

garbanzos con alas de pollo

Los garbanzos contienen muchos nutrientes y son una rica fuente para el organismo. Forman parte de la cocina internacional, por lo tanto hay muchas recetas con ellos. Poseen alto contenido en fibras, con lo que ayuda a aliviar el estreñimiento, reducen el colesterol siendo muy útiles para las enfermedades cardiovasculares, son un buen alimento para la Diabetes ya que sus hidratos de carbono son de lenta asimilación, contienen magnesio, con lo cual protege al organismo contra enfermedades cardiovasculares y el estrés y está comprobado que alivia las úlceras pépticas y duodenales.

Se consiguen enlatados con lo cual su proceso es más rápido; pero también se compran al natural y se dejan en remojo unas horas antes, con un par de cucharadas de vinagre blanco para ayudar a suavizar. Al tiempo se cocinan en caldo, aromatizado con cebolla, chile dulce (pimiento) y hierbas de su preferencia. Puede usarse olla de presión por una media hora y luego seguir cocinando sin presión para controlar suavidad y cantidad de caldo. Justo es el tiempo para añadir sal y otros condimentos. Yo le he añadido también 1 taza (sobre) de salsa preparada tipo “ranchera” de la marca Naturas, con lo cual se le añade algo de picante al caldo pero sin exagerar.


Puede acompañarse de carne de cerdo como posta o costilla que le da un buen sabor. Incluso se puede usar el caldo de la carne para cocinar los garbanzos y luego unir ambos ingredientes. Pero en esta ocasión los preparé con muslitos de alas de pollo. Las cuales el día previo se aliñan con condimentos y se dejan cerrados en bolsa plástica en refrigeración. Al día siguiente se sofríen en aceite y apenas estén sellados, se les empieza agregar pocos de agua y se tapan, para cocinar “sudados” como dirían las abuelas.


Se sirve una cantidad de garbanzos con su caldo y un par de alitas para coronar. Una entrada o boca, que también puede ser un plato fuerte si se acompaña de arroz blanco.

6 comentarios:

Elvira dijo...

En casa dos días a la semana se consumen legumbres,ya sean garbanzos, judias o frijoles, lentejas, en verano como ensalada y cuando empieza el frío como tú, con su caldito, mi hija pequeña de dos años, los adora. Como tu bien explicas son fundamentales para llevar una dieta equilibrada.Estos tuyos tienen una pinta bárbara, me encantan. Un abrazo

Marisa dijo...

Te quedó bordado
este plato con garbanzos
y aunque no me sienten muy bien
a mis chavalotes así se los haré.
Referente a las sardiñas lañadas
te diré que previamente no van aliñadas
y que lo de multiplicar panes y peces...
parece que no se me dá nada mal ¿verdad?
Biquiños Luis.

Martha Eugenia dijo...

Huyy que rico!!!! Se me antojaron, nunca los hago con alitas de pollo, los probare....
Besitos Martha

pityenlacocina dijo...

ay ay ay! me recuerda a un guiso que hace mi madre, pero sin las alitas, esto lo tengo que probar, hasta casi lo puedo oler, que rico por favor!

besitos,

pity

Akare dijo...

Que rico, voy a hacer esto hoy.

TicoExpat dijo...

Que vacilon, esto es una de las pocas cosas que yo cocino aca, y que le gusta a la gente.

Voy a probar tu receta, es un poco diferente a la mia.