lunes, 2 de febrero de 2009

Tamales con picadillo de verduras

Tamales para el 02 de febrero.- Día de la Candelaria.
Todo empezó el 06 de enero cuando la familia cortó la tradicional "rosca de reyes", tradición que se celebra en algunos países hispanos. Partir la rosca conlleva un compromiso para quienes, de acuerdo con la tradición, encuentran dentro del pedazo de rosca que les tocó, la figura representativa del niño Jesús y ello significa convertirse en su padrino o madrina, obligación que ha de cumplirse el 02 de febrero. Ser padrino o madrina del niño de la rosca, implica cuidar de él como lo hace cualquier padrino con su ahijado y esa obligación comienza por vestirlo y celebrarle con comidas.

Tanto el nombre de Candelaria como el de Purificación tienen su origen en la fiesta que celebra la Iglesia Católica (antaño con gran solemnidad) el cuadragésimo día del Nacimiento de Jesús (2 de febrero) como cierre del período navideño. Con la purificación de la madre y la presentación del hijo en el templo, quedaba cerrado en la ley judaica el ritual que acompañaba el nacimiento de un niño. La fiesta de la Candelaria se llama así porque en ella se bendicen las candelas que se van a necesitar durante todo el año, a fin de que nunca falte en las casas la luz tanto física como espiritual.

Después de la misa se retorna a la casa del "niño", donde se partió la rosca, para celebrar el acontecimiento con tamales y otras, obviamente, los gastos corren por cuenta del padrino. En Costa Rica también se aprovecha la fecha para hacer el tradicional “rezo del niño”.


Así que para tal celebración les sugiero estos tamales con picadillo de verduras. Iniciamos chineando la masa de maíz. Del maíz “cascado” se cocina en agua hasta suavizar, se muele y se obtiene la masa. Se cocina costilla de cerdo y un pedazo de posta en agua, con hierbas y especias para obtener un buen caldo. Puede emplearse pollo para hacerlos más ligeros.


El caldo obtenido se cuela y se mezcla a pocos con la masa, al tiempo que se le añade puré de papas, para que la masa quede un poco más compacta. Al caldo se le debe añadir sal y condimentos, pero es en la masa donde se rectifican estos sabores. Recuerde que debe sentirse “pasado” de sal o condimento, pues al cocinarse en agua los tamales se pierde algo de la misma.

Por aparte se prepara un picadillo con zanahoria, vainicas y papas. Con este guiso se rellenan los tamales. En hojas de plátano previamente “soasadas” (pasadas por fuego para suavizarlas) se coloca una cucharada de masa, el picadillo y se prefiere trocitos de la carne que empleamos. Se amarran con mecate, pabilo u otro hilo y se cocinan en parejas en agua por 1 hora.



Que vivan los reyes magos, la navidad, los regalos y los rezos, que vivan los Tamales!

4 comentarios:

Juan Antonio dijo...

Hola Capricornio, paso cada vez por tu blog y salgo aprendiendo una cosa nueva , el Roscón de Reyes es un dulce típico que se come en España desde tiempos inmemoriales, y es que no se sabe exactamente cuándo empezó esta tradición, Cuando se parte el Roscón de Reyes todos los comensales suelen apiñarse alrededor de la mesa, esperando impacientes que aparezca el muñeco o haba que la rosca oculta en su interior.(tradición de España) y el que le sale el haba tiene que pagar el Roscón, como siempre un placer leerte
Un abrazo

Carmen dijo...

Pero por supuesto que vivan las tamales, las tamaleras que lo preparan y nosotros que tenemos el gusto y el privilegio de comerlos.
QUE VIVAN LOS TAMALES.
Este año comí una cantidad de tamales el día de la Candelaria que no te imaginas los rellenos, cada cual más inusitado y sopresivo.
Un abrazo.

OsMonge dijo...

Mucha razón tiene Carmen al decir "Que Vivan los Tamales", vaya delicia de esta bella tiquicia, acompañados de un buen café o aguadulce es la tradición, se disfrutan en cualquier ocasión y para gusto de comensales.
Es un placer como siempre dar seguimiento a este blog.
Saludos...

María del Pilar dijo...

Y que viva Capricornio que se toma todo el tiempo para instruirnos y tratar de mantener las tradiciones que tanto hemos perdido. Gracias y felicidades de nuevo por el sitio. Lo disfruto increíblemente.