lunes, 23 de febrero de 2009

quelites y albóndigas

Aliméntese bien, porque ya está empezando a parecerse a un quelite! Ja! Este refrán tico va referido a que está muy delgadito y débil. Sí igual a los quelites de las plantas.


Para ubicarnos mejore les diré que la planta del chayote (Sechium edule Sw), es una cucurbitácea originaria de México y Centroamérica que se ha cultivado desde la época colonial por sus frutos, raíces y hasta por sus brotes, llamados “quelites”.

En Centroamérica se conocen más de 25 tipos de chayote que se diferencian por tamaño, forma, color, espinas y cantidad de fibra. Otras especies como el ayote (calabaza) y el tacaco crecen de igual forma que el chayote. Como una especie de enredadera, donde las hojas y extensiones tiernas son apetecidas. A estas puntas tiernas, suaves, crujientes y de un color verde intenso se les denomina “quelites”. No obstante las que más se consumen son del chayote.

Y con ellos se pueden hacer varias recetas. La regla común es añadirlos casi al final de una buena sopa, para resaltar sabor y porque son de fácil cocción. Otra manera de comerlos es picándolos y combinarlos con huevo batido, formando una torta y acompañarlos con tortillas de maíz.

La siguiente receta también tiene mucha aceptación. Albóndigas de carne con quelites. Con un medio kilo de carne molida, de buena posta, se condimenta con sal, cominos, tomillo en polvo, ajos y otras especias que gusten. Se lavan, escurren y se pican bien un rollo de quelites y se agregan a la carne. Se añade un huevo y un poco de pan molido.

Se elaboran las albóndigas y se reserva. Aparte se hace un poquito de caldo, con ajos partidos, cebolla y chile dulce. Se deja hervir. Se agregan las albóndigas hasta que cambien de color.

 
Luego se agrega salsa de tomate preparada o bien natural. Se deja espesar el caldo y en pocos minutos estará lista.
Se sirve acompañada de arroz blanco o bien un puré de papas. Sencillo y sabroso!

3 comentarios:

Carmen dijo...

Los quelites son mis hierbas preferidas, oriundas efectivamente de América central. Aqui en México mis favoritas son los quelites del huazontle sus tallos tiernos,(antes de que comience a florerar el huazontle) y bien sencillos, así sobre el comal unicamente con sal. Deben de estar bien tiernos así son más ricos.
También está el pápalo quelite, la pipicha que son bien aromaticos y de sabor penetrante.
Cuando vengas a México no dejes de comer también el huazontle en salsa de chile pasilla, es un manjar.

Oye querido Capricornio, fíjate que en mi viaje que hice a C.R. no me acordaba que había comprado Guaro hoy apenas lo ví y ahora no me acuerdo como se llama la bebida que tomé preparada y que lleva, sólo recuerdo que llevaba refresco de toronja. ¿Podrías postear algunos cocteles para mi deleite etilico?
un abrazo te leo con gusto aunque no comente siempre

Ben dijo...

Yo no recuerdo el sabor de los quelites en Mexico porque hace muchisimo tiempo que no los como. Pero recuerdo que mi mama los preparaba seguido. Por acá en USA no nos llegan pero "andaré con el ojo pelado". Hay veces que las tiendas mexicanas me sorprenden.

Saludos!

Gilberth dijo...

que delicia me acuerdo de chico mi mamita me daba sopa albondigas con kelites de chayote