jueves, 26 de febrero de 2009

Pechugas de pollo rellenas


El pollo es una carne blanca muy apetecida y utilizada en la mesa de los costarricenses. Esta carne es una gran fuente de proteínas, pero además contiene zinc, hierro, potasio, fósforo, niacina, vitamina B12 y B6 y se encuentra en el tercer nivel de la pirámide alimenticia. Los nutricionistas recomiendan su consumo en una porción de 200 a 250 gramos, máximo 2 veces a la semana.

Eso sí tomar en consideración que el mayor contenido de grasa reside en la piel que rodea la carne, la cual es rica en colesterol y grasas saturadas, perjudiciales para el corazón. Por eso, antes de cocinar o comer pollo, elimine la piel y consuma únicamente la carne. Una de las grandes recomendaciones es no comprar pollos enteros mayores a 2 kilos, ya que a mayor peso, más contenido graso del animal, lo que nos puede llevar a pensar en que el crecimiento ha sido intensivo y desarrollado con excesos de hormonas y no sólo cereales en su alimentación.

Desde un caldo de pollo para bajar los resfriados o para sentirse más enérgico, la versatilidad de esta carne la hace favorita para muchos. No pude resistirme de hacer esta receta de rollos de pechuga rellena. Una receta fácil y de bonita presentación.
Empleando filetes de pechuga deshuesada y sin grasa, se introducen en bolsas plásticas o plástico film y se majan para hacerlos más delgado. Luego se condimentan con sal, pimienta, comino, gotas de salsa inglesa y se dejan marinando al menos 1 hora. Al tiempo se les coloca a cada una tajada de queso (cheddar, mozzarella u otro pero no tierno), y una lámina de jamón o mortadela jamonada.



Se forman los rollos y se envuelven en papel aluminio. Se llevan al horno a unos 350° por espacio de 30 minutos. Luego se elimina el papel y se parten en rodajas o transversalmente. Acompañados de puré de papas, ensalada verde o verduras la hacen una opción muy gustosa para todos.

7 comentarios:

Ben dijo...

El pollo es mi carne favorita y es tan versátil que se puede preparar de tantas formas! Yo prefiero usar queso añejado o queso blanco para rellenar las pechugas ya que este no se derrite como el mozzarella o cheddar. Que rica cena!

Madeleine dijo...

Sencillo y fácil, mis recetas favoritas!!! :)

Saludos!

Verónica dijo...

sencillamente exquisitas y delicadas, me encantan.Y los colores son fabulosos, que bien

Verónica

Juan Antonio dijo...

Hola capricornio. Hoy pasaba a saludarte sin mucha hambre pero al ver tan rico bocado se me abrió el apetito, excelente receta y poco complicada se agradece el aporte
Un abrazo

cartaguita dijo...

Capricornio gusto en saludarlo! Sabe esto es algo parecido al "Cordon bleu" yo lo hago con queso suizo, se empaniza y se puede freir o hornear.Me gusto mucho esta otra manera de prepararlo.Muchas gracias!

anitascz dijo...

Deliciosas!! las pechugas quedaron muy blandas y jugosas, muy practico y facil de preparar me gusto mucho la receta y a mi familia tambien.Gracias!!!

Capricornio dijo...

HOla Anita, gracias por venir y comentar, en realidad son muy sabrosas. La otra alternativa en sustituir el papel aluminio por plástico, se forran como un confite y se cocinan en agua, igual se elimina plàstico y se parten.
Ademàs puedes hacer una salsa blanca o de tomate y bañarlas con las mismas.