jueves, 31 de enero de 2008

gallo pinto

El sol se va asomando, las gallinas cacareando, el gallo anuncia un nuevo amanecer. El transcurrir de la vida en el campo impregna el aire con olor a café recién chorreado. La masa se transforma en suaves y cremosas tortillas y el sartén se va calentando para hacer el “gallo pinto” del desayuno de cada día.

Cebollita bien picada, un poco de chile dulce también picado, sofritos en aceite y una pizca de ajo majado, tras cristalizar estos ingredientes, los frijoles con algo de caldo del día anterior, empiezan su baile en el sartén. Le añadimos más sabor a la escena, con comino molido, una ramita de tomillo y una cucharada de la tradicional salsa tipo inglesa costarricense de marca “Lizano”. No dejando secar la pista de la melodía, las cucharadas de arroz blanco, también “añejo” se incorporan al baile para absorber el caldo del frijol y empezar a tomar color de los gallitos “de plumas blancas y negras, llamados “pinto”, como a medio pintar o pintados.
Ya está listo para saltar al plato, pero antes lo terminamos de pintar con culantro picadito fino, para dar color y un último sabor. Ya sea en “gallos” con tortilla, con natilla arrimada o como base para un huevo revuelto o estrellado, el gallo pinto será el sustento y energía para empezar cada nuevo día. En Costa Rica este es el tradicional desayuno!

La Salsa Lizano, es salsa tipo inglesa, una Marca de Costa Rica

lunes, 28 de enero de 2008

budín de naranja

La pauta que marca los desayunos diarios, además del gallo pinto es el pan. Y de los restos y pedazos de pan añejo que combinado con leche y huevos nace el famoso budín. Lo simple de esto es mezclar todos los siguientes ingredientes y llevar al horno a 325° por aproximadamente una hora.

Mezclamos 2 1/2 tazas de leche descremada, 1/2 taza de pasas, 1/2 taza de nueces, 1/2 taza de leche condensada, 1 cucharadita de vainilla, 1 cucharadita de canela, pizca de nuez moscada, ralladura de 1 naranja, jugo de 1 naranja, 3 huevos y 8 tazas de pan añejo cortado en cubos. Se pasa a un molde engrasado con mantequilla y se hornea. Se saca y se deja enfriar. Se puede acompañar con una salsa de Amaretto.


Para la salsa se derrite 2 cdas de mantequilla, junto con 1/4 de taza de leche agria y 1 taza de azúcar en polvo. Se deja hasta que hierva. Mientras se diluye 1 cda de maicena en 1/4 taza de licor de Amaretto, se agrega a la salsa y se deja espesar. Con esto se cubre el budín y listo!

jueves, 24 de enero de 2008

chancletas blancas

En un post anterior ya había presentado una receta básica de CHANCLETAS

Las que presento hoy están resaltadas de sabor. Utilizando siempre chayotes sazones, esta vez blancos, se cocinan en agua hirviendo y una pizca de sal, partidos en mitades al largo. Al estar se les saca su contenido, conservando íntegra la cáscara que servirá luego de relleno. Se arma un puré de su contenido con mantequilla, tocineta previamente frita con cebolla, pimienta negra, sal de ajo y un par de cucharadas de natilla.

Se rellenan las cáscaras con el puré, se cubre con queso tipo mozzarella y se hornean unos 25 minutos, hasta gratinar el queso. Listo.

Si quieres conocer más acerca del chayote, da un clic AQUÍ.

martes, 22 de enero de 2008

gelatina de mango

Los postres siempre son sinónimo de calorías. Sin embargo esta gelatina la aprendí de una amiga y se caracteriza por que no lleva azúcar, más que el que aporta la fruta, convirtiéndolo en un postre más light. Además tiene una combinación ácida que le da un gusto muy propio.



Se pelan y parten 2 Mangas maduras y se ponen en una olla a fuego medio. Se le agrega el jugo de 5 naranjas y el de 5 limones ácidos, clavos de olor y canela en polvo. Se deja hervir hasta que la manga esté suave. A este tiempo se licua con 2 sobres de gelatina pura, previamente diluidos en ½ taza de agua y unas gotas de rojo colorante (o sirope de kola).

Se lleva de nuevo al fuego hasta dar un primer hervor, se retira y se pasa a un molde grande o varios pequeños para dejar cuajar.

Tips: también se le puede agregar papaya adicionalmente y eliminar el colorante.

lunes, 21 de enero de 2008

frijoles blancos con cerdo

Un domingo muy especial, parrillada: carne, ensaladas, boquitas, chimichurri y estos frijoles que como complemento y como boca para acompañar tragos son excelentes. Utilicé 1 kilo de posta de cerdo en trozos, lo cociné en olla de presión por 40 minutos, con ajos, tomillo, apio, cebolla y chile dulce. Un cucharadita de sal, consomé y cominos.

Por aparte tenía reposando en agua 1 kilo de frijoles blancos, al menos 2 horas. Cuando la carne estuvo la retiré, así como los condimentos naturales y en el caldo cociné los frijoles por 1 hora hasta que suavizan. En ese momento le agregué zanahoria rayada, apio picado y culantro. Incorporé la carne y los dejé reposar sin calor. Sinceramente me quedaron muy bien, se los recomiendo.



viernes, 11 de enero de 2008

pan de olores

 

 Desde el tiempo de nuestras abuelas, siempre se llamó en la cocina tradicional costarricense con el término “olores” al grupo de especias formado por cebolla, chile dulce (pimiento), apio, culantro, ajos y las hiervas aromáticas. Ponerle “olores” a la sopa o alguna comida pues significaba agregarle estos condimentos.

Justo en enero y hasta febrero se dan los tradicionales rezos del niño, culminando el tiempo de navidad, en el cual se celebra el rosario, se cantan villancicos, se recibe a los invitados con una copita de “rompope” y al final se da café con repostería. Los pancitos de olores (o pan de especias) es uno de los grandes invitados.

Con 2 tazas de harina se ciernen junto a 1 cucharadita de royal y ½ de bicarbonato, esto se mezcla con la mano a 1 barra de mantequilla, ¼ taza queso rallado, 1 cucharadita de sal, pizca de comino y se le añade 1 cebolla pequeña, 1 chile dulce, 1 rama de apio tierna y unas hojitas de culantro, todo picado fino. Se amasa con harina en las manos y se forman los pancitos. Se hornean en bandeja engrasada y enharinada por unos 40 minutos. Esta receta da para unos 30 pancitos.

lunes, 7 de enero de 2008

plátanos maduros con queso


Los plátanos son uno de nuestros mayores productos de producción. Toda la zona sur y atlántica está llena de plantaciones. Se consiguen cualquier día del año, verdes y maduros. Y existen muchas recetas con los mismos. Estando maduros, se pelan y parten en tajadas y se sofríen en aceite y son el postre “tradicional” de cualquier comida en toda casa costarricense.


Hoy les dejo esta variante con los maduros, que también se practica bastante. Se lavan muy bien con su cáscara y en una olla al fuego se pone agua, con azúcar morena, tapa de dulce rayada (panela), clavo de olor, canela y un chorrito de vainilla. Al hervir se introducen los plátanos partidos con cáscara y se dejan hasta que la cáscara empiece a desprenderse. Se retiran, se pelan y se escurren. Se abren en mitades y se les incorpora una tajada de queso tierno, se rocía con canela en polvo y se sirven calientes. Son deliciosos!

jueves, 3 de enero de 2008

pierna de cerdo

La cena de fin de año en  familia muchas veces se luce una Pierna de Cerdo al Horno. La misma la condimentamos bien unos días antes con ajos licuados con mostaza, miel de abejas y azúcar moreno, aceite y hierbas secas, se punza y se baña con jugo de piña, vino y uvas majadas. Diariamente se pasa la brocha con su jugo para dispersar sabores.


Llegada la hora se introduce al horno tapada con papel aluminio unas 5 horas, destapando y cubriendo con piña y su jugo. En la ùltima hora se deja sin papel y por estar lista se sirve en tajadas. La complementamos con la ensalada navideña, arroz blanco y bollitos de pan semidulce.

Ensalada Navideña


Todo listo para la cena de fin de año, asì que unimos el mismo sentimiento de Navidad y aprovechando la abundancia de manzanas de la època, preparo esta ensalada distinta en sabor y bella en su presentaciòn.

Se pone a hervir unas 6 papas con càscara y una pizca de sal, al estar se deja enfriar, se pelan y se parten en cuadros. Se le agrega 2 huevos duros tambièn fríos y picados. Aparte se parten 3 manzanas rojas grandes, 2 peladas y otra con càscara para dar color, se bañan con jugo de limòn para mantener su color. Se incorpora a la papa y se unen con mayonesa, apio verde picado y se ponen otro poquito de jugo de limòn.

Dado las opciones, hicimos 2 versiones: la segunda bajo el mismo principio pero incluye chile dulce rojo picado (pimentòn) y una lata de petit pois (arvejas) y no le agregamos huevo. Ambas complementando la cena y servidas con pan en bolitas.